viernes, 4 de enero de 2008

La Isleta del Moro, Javier Egea

Primer día del año 2008. Qué mejor manera de empezar un año que plantarse frente al mar para pedirle cuentas. Juan Carlos Rodríguez, catedrático de la universidad de Granada, contaba que el poeta granadino Javier Egea se refugió durante un tiempo en La Isleta del Moro (Almería) y que volvió a Granada con un poemario bajo el brazo. Su libro Troppo Mare. Eli y yo hemos decidido antes de finalizar nuestra Andalusian Experiencie y volver a Barcelona, visitar lugares vinculados a los poetas andaluces y también los vinculados al mundo del flamenco. Primera etapa: Isleta del Moro o lo que es lo mismo, Javier Egea.


Es así que otras aguas se presienten
azules, más allá, volviendo el Cabo,
y en los acantilados amanecen
palomas y zureos,
sirenas nuevas,
que desde el farallón de la esperanza
pueblan el aire.
Sobre el puente los hombres aparejan.
De espaldas a la Isleta
promete el horizonte
con la luz lisas y pargos.
Pero es tarde en la orilla. Los escollos
amurallan los últimos deseos
y es tarde en la Bahía
para el que yace y sueña,
para el que se quedó del lado de la piedra.

Aquí, de tanto mar, de tanto cielo,
tanta espalda alejándose,
se han extraviado los ojos y las manos
y sólo huele a pueblo vacío con el alba,
a ruinas de arena,
a luz debilitada.

La nube permanece. Las palabras
sobran ahora que el dolor levita,
orza a estribor y pasa.
Es tarde y en tu espalda florecen los pañuelos.
Es así que el amor, el viejo amor,
el pobre amor tan viejo, tan torpe, tan cansado,
mira hacia el mar, entorna los postigos
y se tiende y reposa.


de Troppo Mare




1 comentario:

bosqueUmbroso dijo...

esto tiene truco...jejejeje

de nuevo sintonía mágica ENTRE LUGARES, PERSONAJES, REFERENCIAS, ALUSIONES....

este egea* me inquieta, me alumbra, me DESAUTOMATIZA, me rebela, me angustia, me provoca...

visité aquella isleta en junio, por esta foto.... GENIAL