viernes, 15 de agosto de 2008

Simetrias


Uno empieza la reconquista de la ciudad por su barrio. Hasta el momento la ciudad apenas ha salido de mi casa y el barrio. Me gusta Sant Andreu porque conserva como valor la poca altura de sus calles. Eso le hace conservar el aire del pueblo contiguo a Barcelona que fue. Hay cierto gusto por la simetría en sus calles (en Barcelona en general) que hace que recuerde la magia de no saber dónde exactamente uno se haya cuando pasea por el laberíntico Albaicín granadino, mi otro barrio.

1 comentario:

María dijo...

Qué hermosas fotos, y lo que decís desde ellas... Por lo que leo Sant Andreu está cerquita a Barcelona? Hacía bastante que no pasaba por tu blog detenidamente, y me han gustado mucho estas últimas entradas. Tienen tanto de historia, de identidad...un saludo, María