jueves, 28 de mayo de 2009

Extremadura

mis ecos extremeños
mis memorias de infancia
todo acaba,
reelaborado,
en Luis Pastor,
y en mi tío Justo,
y en su asombrosa manera de fingir
que sabía leer
sosteniendo entre las manos
las noticias que al vuelo inventaba

para nuestra risa de niños de ciudad.

1 comentario:

bosqueUmbroso dijo...

GENIAL... nuestro LUIS PASTOR,vuelvo a él constantemente; me lleva, me eleva por encima de todo

a veces hasta me cura la NOSTALGITIS que me asalta a ratos

la sencillez de sus pueblos¡¡¡nos VEMOS EN UNOS DÍAS...POESIA EN LOS CARMENES ...TÚ ENTIENDES¡¡¡

BS