martes, 26 de mayo de 2009

Léolo


Ayer vi por fin la película que Antonio Ezpeleta me prestó: LÉOLO. Me gustó mucho, pero todavía ando dándole vueltas al argumento... es una película para ver varias veces.

"Porque sueño yo no lo estoy. Porque sueño, sueño. Porque me abandono por las noches a mis sueños antes de que me deje el día. Porque no amo. Porque me asusta amar. Ya no sueño. Ya no sueño. A ti la dama, la audaz melancolía, que con grito solitario hiendes mis carnes ofreciéndolas al tedio. Tú que atormentas mis noches cuando no sé qué camino de mi vida tomar... te he pagado cien veces mi deuda. De las brasas del ensueño sólo me quedan las cenizas de la mentira, que tú misma, me habías obligado a oír. Y la blanca plenitud, no era como el viejo interludio y sí, una morena de finos tobillos que me clavó la pena de un pecho punzante en el que creí, y que no me dejó más que el remordimiento de haber visto nacer la luz sobre mi soledad".

6 comentarios:

maria dijo...

es, lo que se dice, una peli rara de cojones....

a mi me gustó mucho,
pero me costó digerirla.

Jorge B. dijo...

pues imaginate la peli favorita de tomás

V dijo...

Bien!!!

Ventura Camacho dijo...

pues eso...sigo dándole vueltas! es muy buena, estoy de acuerdo... y tiene momentos muy punkies! Es desagradable a veces, cruel, escatológica, tierna, poética, onírica, en fin... una mezcla brutal! Jorge, tienes que verla.

Jorge B. dijo...

para cuando un post del documental del metal?
que también es cultura, leñe!

soperos dijo...

ventu, hace dos o tres noches, encarna y yo nos pusimos a verla...y duramos un cuarto de hora. una peli para verla despierto y descansao. y sí, parecía rara de cojones.

pepe

(lo intentaremos de nuevo!)