martes, 1 de septiembre de 2009

Escribo sin escribir. Es decir, tomo notas mentales para el blog pero luego no me apetece compartirlas. No es nada en contra de la poesía. No puedo, ahora, después de todo lo que me ha dado, reprocharle sus largas vacaciones. Ya volverá. Espero traiga regalos. Mientras, comienzo "caballos desvocados" de Mishima, segunda parte de la tetralogía. Deseché definitivamente la idea de volver a Granada para lo del doctorado. Si vuelvo será para ver a los amigos, Jorge, Tere, muchos otros... Después de la descompresión me quedé agotado. No hay fuerzas por ahora para volver a estudiar. Me marco un plan estrátigo de reconquista de mi cuerpo y de mi mente. Hay plan B, por lo que pueda pasar, un cuerpo siempre guarda mil sorpresas. Hay días en que la poesía me parece ridícula y días en las que es mi sexto dedo, y me muerdo las uñas, las limo, las mantengo correctas. Todos mis esfuerzos se orientan al afecto. Mi trabajo me exige cantidades ingentes. Las doy. Soy muy generoso en eso. Últimamente pienso que ya no soy educador, que no sé si sirve de algo plantearse si eres bueno o malo... ahora veo mi trabajo como un estar allí, compartiendo, acompañando... no me gusta el adoctrinamiento, la moralina sin criterio... Anoche dejé uan conversación a medias para escribir unos versos sobre la legitimidad para hablar de la verdad... será que no puedo evitar la contradicción.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ventura,escribe sobre lo que te apetezca y cuando te apetezca, pero no dejes de escribir.
Me hubiera gustado compartir la presentación del DEA contigo...Para escucharte y disfrutarte,pero si no tienes ganas no hay que forzar la máquina.
Te esperamos siempre que quieras venir a vernos.
Tere

soperos dijo...

ventu, has vuelto sabio después de las vacaciones, primo.

sobre las visitas a granada, me tendrás al corriente?


abrazos soperos,

pepito

Ventura Camacho dijo...

El Dea no lo dejo, Tere, pero será para más adelante...el año que viene...escribo, amiga, poquito, pero escribo....

un abrazo

Ventura Camacho dijo...

Pepe, pa sabio tú, que hablas idiomas a cascoporro... te abrazo

Anna Alberich dijo...

la poesía nunca te abandonará, la llevas dentro.

Ventura Camacho dijo...

lo que llevo dentro, Anna, son muchos años de tontería jejeje

abrazo pa tu Siria y tu Jordania