lunes, 14 de junio de 2010

Poesía & Familia

Esta mañana, dentro del coche parado, con el cinturón abrochado sujetando la inmovilidad, en espera de pasar la ITV acompañando a Eli, tuve consciencia de lo que me diferencia de muchas personas, de lo que podríamos reseñar como normal. Ya saben, las cosas que todo el mundo hace con facilidad, sin plantearse, y que a mi me parecen gestas, dignas de medallas al mérito cotidiano. Conducir el coche, aparcarlo, estacionar, pasar la ITV son cosas que me resultan dificilísimas y que sin embargo, a la genta a mi alrededor, parecía no importarles e incluso no preocuparles, no ser conscientes. El contrapunto es enseñar mi poesía a la familia y amigos que no son lectores habituales de poesía, pero a los que me apetece regalarles el libro como gesto de complicidad y descubrir que lo que es tan normal para mi, no lo es tanto para ellos, y que no importe, que sientan cierto orgullo incomprendido por el hijo o hermano que escribe, y que lo digan.
Mi padre observa el libro recién llegado de Granada en la terraza de casa. Lee y no dice nada. Mi padre ha leído todos mis libros y sólo uno, confiesa, lo ha entendido: Alas de insecto. Lo mismo pasa con mi madre, quien me confiesa no haber entendido nada del libro pero que la lectura le ha resulatdo amena y le enseña cosas de otros países, en este caso japón. Mi hermana me escribe sinceramente: He leído tu libro...soy sincera, mi desconocimiento de la cultura japonesa es tal que me ha costado entenderlo...además de que la poesia...me parece siempre tan subjetiva..espero no decepcionarte !!! de cualquier modo, lo que si que consiguió tu libro fue relajarme...mientras leía los poemas me ubiqué en un paisaje japonés de esos llenos de naturaleza verde y agua.. Eres grande Ventu !! aunque mi incapacidad no pueda aportarte nada !! me siento orgullosa de tenerte como hermano.
Mi hermano sí es lector, y por tanto su opinión era también muy importante. Me escribe sorprendido or el libro. Él es un gran conocedor de la cultura japonesa y le ha gustado mucho el intento de profundidad del libro. Gracias.

No hay comentarios: