lunes, 1 de agosto de 2011

[207-212]


207
En septiembre de1928, federico garcía Lorca escribe a Sebastià Gasch:
Ayer me escribió una carta muy larga Dalí sobre mi libro (…) Carta aguda y arbitraria que plantea un pleito interesante. Claro que mi libro no lo han entendido los putrefactos, aunque ellos digan que si. A pesar de todo, a mí ya no me interesa nada o casi nada. Se me ha muerto en las manos de la manera más tierna. Mi poesía tiende ahora otro vuelo más agudo todavía. Me parece que un vuelo personal.


208
Parece ser por tanto que la carta de Dalí ha funcionado como revulsivo literario para Lorca. Su nuevo vuelo personal, su nueva espiritualidad le lleva ahora a escribir “Suicidio en Alejandría” y “Nadadora sumergida” que se publican el 31 de septiembre, curiosamente junto a un texto en una línea muy parecida de Dalí, “Pez perseguido por un racimo de uvas”.

209
La simbología del muro aparece a lo largo de estos versos donde se siente atrapado entre fantasmas, oscuridad, niebla, toda una simbología trazada para plasmar la soledad y la desazón en la que vive el poeta, su tristeza sin donde. Vida y muerte, amor y soledad, se confunden como destinos necesarios. Cernuda es un poeta que todavía no tiene claro cuál es el viaje, cuál la salvación. Empieza a intuir que el amor será la única salvación

Mas no quiero estos muros,
Aire infiel a sí mismo.

210
La angustia del que trata de definirse consciente de su diferencia domina los versos que se construyen a través de un surrealismo meditado, consciente, útil herramienta literaria con la que al fin expresar toda su angustia interior, lo que quiso decir y no dijo.

211
Lee con la voz puesta en el dolor. Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien / cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;



212
No parece un mal exilio el amor, sin embargo, para Luis Cernuda el convertir el amor (y sus aledaños: la pasión, el placer, el erotismo) en su hogar, no es una ejercicio idílico. Ninguna huída lo es. El amor siempre se contrapone a su estado de soledad, a la represión, a la negación del mundo, a la falta de libertad.