viernes, 27 de enero de 2012

BIENVENID@S a BATHartROOM











 

Queridos y queridas, paseantes de este blog. Me complazco en invitaros a la inaugiración de una nueva sala de exposiciones en la ciudad condal, la galería BathARTroom. Así, en resumidas cuentas, estaríamos hablando de colgar seis fotos de 12 x 17 en el lavabo de mi casa. Objetivamente hablando, la cantidad de público que se espera reciba esta iniciativa es más bien tirando a corta, pero ese es justo una de sus virtudes: un pretendido antiesnobismo y un camino sin retorno en dirección opuesta a la fama. Como no podría ser de otra manera, bebo de la inspiración japonesa y en concreto de la gran actriz Setsuko Hara, a quien dediqué un poema en mi libro Los Tres Ríos de Kiso.  La galería tendrá como fotógrafo residente (y nunca mejor dicho dado el caso de que habita el piso contenedor de la galería) a Ventura Camacho, como el antifotógrafo, dada su tendencia a fotografiar, para males de los puristas, con su teléfono móvil más a menudo de lo deseable.

Las exposiciones se compondrán de series de 3 fotografías, conviviendo en exhibición dos temáticas diferenciadas.

Para la inaugración, el fotógrafo residente ha escogido los siguentes temas:
- Trastevere: la huella de Alberti.
 

Tres huellas visuales de su paso por el emblemático barrio romano donde Rafael Alberti residiera después de su periplo por sudamérica. Una búsqueda de las conexiones albaicineras y un intento de captar la esencia del otro lado del río.
 

- Barcelona. Mar in progress.
El mar en progreso es un viaje al mar al que estamos acostumbrados. El mar que ya no es asombro. El mar que se vuelve familiar y del que apenas se perciben los cambios. Pero si uno se detiene, encuentra de nuevo el asombro.

Los marcos escogidos para encerrar las imágenes son unos que el propio autor comprara hace ya cerca de 12 o 13 años, en el IKEA de Badalona y que adornaran otrora su húmeda casa/cueva del barrio de Ciutat Meridiana, que le viera nacer allá por 1975,  y que un exquisito alarde de buen gusto, combinan a la perfección con una cortina de baño comprada en la sección de baño de El Corte Inglés de Meridiana, a escasos 10 minutos de la casa actual del autor.

La sala reune las condiciones higiénicas requeridas para tal menester. Hay Pato wc.

Como espacio polivalente y transgresor, y con el objetivo de llevar el arte a las entrañas, al mismo epicentro del cotidiano, el visitante podrá hacer uso del habitáculo con total confiaza mientras pasea y se detiene a contemplar las instantaneas expuestas. Francamente no hay mucho por donde moverse, pero un comentario así es digno del mejor de los catálogos. Se permite lavarse los dientes (la sala no suministrará cepillos), afeitarse, depilarse, ducharse y otros menesteres más propios de Leo Bassi, que no voy explicitar y que todo el mundo dá por entendidos. Cada una de las acciones cotidianas realizadas por el visitante en la BathARTroom le proporcionará una visión diferente de las fotografías.

Los artistas que deseen exponer su obra podrán enviar su trabajo en series de 3 fotografías a la dirección de correo electrónico que aparece en este perfil y el residente se encargará de imprimirlas. Las fotografías tendrán que guardar una relación entre ellas y agruparse bajo un lema. Las fotografías no se venderán y se expondrán el tiempo que al residente le dé la gana.Una vez finalizada la exposición, el autor de las fotografía decidirá el destino de éstas.

Sólo autores y autoras que huyan de la fama serán bienvenidos.

Esperamos que esta iniciativa sea del agrado del visitante y sepan perdonar esta broma/ protesta contra la cultura snob y elitista. Vengan a mi lavabo.

Posted by Picasa

3 comentarios:

òscar dijo...

fantástico, ventu! espero conservar el ticket de entrada por mucho tiempo...

¡una idea estupenda!

besos,

Jorge B. Ortiz dijo...

uhmmm, me ha dado una idea para una metafoto... se admite además la manipulación de los originales?

Ventura Camacho dijo...

Òscar! gracias! JOrge! tú siempre puedes manipular sin reparo! abrazos