viernes, 2 de diciembre de 2011

#cosasdeniñas

5años y yo hablábamos en el metro, camino del colegio, sobre la diferencia entre una mentira y una broma. Llegamos a la conclusión de que una broma es divertida y que la mentira es fea. Pusimos ejemplos. Yo le dije que una mentira es, por ejemplo, decir que ella me ha quitado 1 euro, y ella me dijo que una mentira era que tenía dos corazones en el pecho.!!! /////// 8años desconfiaba de mi explicación sobre el cansancio y mis lágrimas. Después de bostezar los ojos paracen que has llorado, corrobora 13años. Ella, deja a medias el dibujo con el que pretendía agradecer la exclusividad que le estaba dedicando desde hacía un buen rato, y con una goma de borrar imita el gesto del borrado bajo mis ojos.